Los muebles vintage son una buena presencia para tus ambientes

muebles vintage

Podemos ofrecerte algo que nos apetecía mucho, y es que lo vintage está de tendencia, más aunque no estuviera de tendencia sería del mismo modo bonito.
Existen además de muebles, artículos para decoración como relojes de pared y determinados puffs, más poco a poco se está ampliando la oferta con más tipo de mobiliario y accesorios de decoración vintage para cualquier estancia de la casa: salón-comedor, cocina, dormitorio, jardín, habitaciones infantiles, baño, oficina… Y estamos seguros que, cuando lo vayas viendo, caerás rendida a sus pies como nos pasa a nosotros cuando visitamos la web de https://zalema.es/143-decoracion-y-muebles-vintage.

Si tienes decorada tu casa con detalles vintage, seguro que buscas darle el toque final con algún accesorio que aparte de esto sea súper útil. ¿Y qué mejor accesorio útil que un baúl ornamental con espacio interior de almacenaje? Puede que vengan de dos en dos o en práctico formato individual.

Para el dormitorio, qué mejor que un chifonier vintage elaborado en madera y asimismo ilustrado a todo color, con ese acabado avejentado tan propio de esta clase de muebles. Prácticamente todos los chifoniers vintage tienen bordes reforzados con remates de símil piel, aunque algunos tienen ruedas y otros no.

Y para el salón, la cocina o la habitación, un reloj de pared vintage es el detalle ideal para dar un toque genuino y auténtico a la estancia. De momento, en nuestras tiendas de muebles vintage podrás seleccionar entre algunos modelos de reloj de pared con este estilo. Mas si no deseas desplazarte, puedes entrar en la web de forma cómoda desde tu casa.

Muebles vintage para pequeños
La moda de lo vintage además llega al mundo infantil. O quizá no se ha ido nunca, antes era común amoldar los muebles de adultos a las habitaciones infantiles, pintándolos de colores suaves. Puedes utilizar algún elemento suelto, como por ejemplo, esa vieja caja de coca-cola como organizador de juguetes, en un caso de esta forma exponiendo “su colección” de vehículos.

O, amoldar una vieja estantería que tienes arrinconada en el cuarto trastero y convertirla en una práctica casa de muñecas para tu hija. Una buena mano de pintura y algunos fondos empapelados con restos de algún papel pintado que tengas por ahí.

Más a lo que íbamos, puedes volver a utilizar viejos muebles vintage familiares para las habitaciones infantiles. Una cama con un cabecero y piecero de madera maciza y oscura cobrará una nueva vida con un esmalte azul grisáceo realmente bonito. Es esencial que emplees pinturas recomendables para pequeños, que no tengan emisiones tóxicas.

Una alacena cerrada, puede convertirse en un práctico juguetero para mantener fuera de la vista y ordenados todos los juguetes. En un caso de este modo, los espacios vacíos se pueden aprovechar como estantería, poniendo unos tableros.

Un viejo baúl de madera transformado en su “cofre del tesoro” ¿O no eran de este modo los baúles de los piratas?

Puedes transformar un dormitorio para pequeñas, todo en vintage. Una cama lacada de blanco, la cómoda y un viejo espejo labrado también pintado de blanco. Todo en tonos de azules grisáceos, buscando un punto de contraste con los textiles, en tonos rosas y fresa.