¿Haces un buen uso de las lentillas blancas?

lentillas-blancas ¿Haces un buen uso de las lentillas blancas?

Las lentillas blancas son ya utilizadas por un sinnúmero de personas en el mundo entero. En mil quinientos ocho, Leonardo Da Vinci tuvo la genial idea de introducir la cabeza en un recipiente de cristal y observar de qué manera con el agua se alteraba la visión, mas no fue hasta finales de los años cuarenta y principios de los cincuenta que se fabricaron primeras lentillas.

Su utilización y manipulación no siempre y en todo momento es el más conveniente, no se debe olvidar que tanto las lentillas correctoras como las cosméticas, son un producto sanitario y por lo tanto deben tenerse en cuenta unas reglas básicas para su higiene y mantenimiento.
Si bien la mayor parte de las personas pueden usar lentillas, es necesario que verifiques que tus ojos son capaces para el empleo de estas, en tanto que un ojo exageradamente seco puede no permitirlas, por servirnos de un ejemplo. Un profesional de la visión, experto en contactología, te va a ayudar a solucionar estas dudas.

Algunos consejos que debes tener en consideración para hacer un buen empleo de las lentillas:
* No adquieras lentillas si no has consultado anteriormente con un profesional contactólogo; no es recomendable que expongas tus ojos.
* Siendo un producto sanitario, debe mantenerse una conveniente higiene y se tienen que aseptizar las lentillas adecuadamente.
* Te tienes que lavar esmeradamente las manos siempre y en todo momento ya antes de manipular la lentilla; si no, se pueden llevar microorganismos a los ojos y generar infecciones como, por servirnos de un ejemplo, conjuntivitis.
* No debes dormir con las lentillas puestas, salvo que sean las lentillas apropiadas, que hayan sido anteriormente adaptadas adecuadamente y que un contactólogo te haya confirmado (después de haber hecho las pruebas pertinentes) que sí puedes dormir con ellas.
* Las lentillas blancas en Lentillas a Domicilio,  deben adquirirse en establecimientos especializados y en el caso de la adquisición online, asegurarte que quien las vende garantiza su autenticidad; mejor si además de esto tiene un establecimiento físico donde poder solventar cualquier inconveniente que pudiese surgir.
* Las lentillas se deben guardar en un porta-lentillas bien limpio; se debe cambiar el producto a diario.
* Ante cualquier anomalía, o bien sencillamente si tienen una duda, consulta a un contactólogo.